Imagen

¿MERECE LA PENA TENER UNAS FOTOS PROFESIONALES?

FOTOS PROFESIONALES VS. FOTOS AFICIONADO

Cuando ví la foto que le sacaron con el móvil a mi calabacita lo primero que se me vino a la cabeza fue esa imagen que me mandaron todos y me compartieron por Facebook durante un tiempo, en la que se ve un bebe boca abajo despanzurradete en un intento fallido de hacer una foto bonita de pose de recién nacido.

Así que hoy vengo con un doble propósito: enseñaros a mi calabacita de Halloween y la diferencia que puede resultar de unas fotos profesionales a otras que no lo son.

 

IMG_20151031_114401

 

PERO.. ¿MERECE LA PENA TENER UNAS FOTOS PROFESIONALES?

Pues eso depende de lo que quieras tener como resultado final, está claro. Os animo a que fotografiéis todo lo que podáis, es la mejor manera de inmortalizar esos momentos especiales. Y hacedlo con lo que tengáis a mano, y no os importe que la foto no esté del todo nítida o no sea perfecta. Esos momentos pasarán si los dejas escapar. Aprende a disfrutar el momento, más que dejarlo pasar por capturar la imagen perfecta. Pero lo uno no quita lo otro. Una vez al año deja tu cámara de lado y disfruta, sé parte de ese momento inolvidable y deja que sea otro el que te haga las fotos. Sí, merece la pena tener unas fotos profesionales una vez al año.

HOY EN DÍA TODO EL MUNDO ES SE CREE UN FOTÓGRAFO

Pero no todo el que dispone de una cámara es fotógrafo, al menos profesional. Es cierto que los últimos años salieron al mercado cámaras réflex digitales muy asequibles y en muchas casas disponen de una. No hay evento al que vaya donde me encuentre al menos con más de 2 cámaras. Y me parece bonito. La fotografía ante todo es una afición preciosa. Es importante vivirla, disfrutarla, estar en continuo aprendizaje, practicarla. Siempre os animo a ello y a que practiquéis con vuestros peques.

Pero hay una diferencia. La que hace que un fotógrafo profesional pueda vivir de ello. La que hace que año tras año las mismas familias vuelvan para tener esa foto perfecta y diferente. En el sector de la fotografía pasa como en muchos otros, muchos se creen fotógrafos cuando no lo son.. suelen ser aquellos que tiran los precios, ejerciendo una competencia desleal dado que no son profesionales ni pagan impuestos, sólo se han subido al carro dado que disponen de una cámara.. No paguéis por algo que podéis hacer vosotros mismos. Estudiad bien si la persona que estáis contratando es un profesional dado que si no, aunque de primeras te salga más barato, será un dinero malgastado.

No hay “magia” en la cámara o el objetivo sino en el profesional que se encuentra detrás

Minientrada

COMO HACER TU CALABAZA DE HALLOWEEN

Hoy os enseñamos como hacer tu calabaza de Halloween para unas fotos terroríficas para mañana.

Sí, se acerca Halloween, y este año con la pequeña Miniyo estoy más entusiasmada de lo normal. Son unas fechas que me hacen gracia la verdad, pero hasta ahora verlas en los demás. Creo que aunque poquito a poco se va instaurando en nuestro país, aún no tiene demasiado peso ni en el ámbito laboral nadie me ha pedido hacerse unas fotos para Halloween ni ha traído a sus peques disfrazados a la sesión, y si lo ha hecho, era como parte de un juego no con el propósito de la fecha. Aun así me encuentro terminada mi primera calabaza de mi vida (la que os enseño aquí paso a paso por si os animáis a hacer una) y niña en mano, calabaza en otra, directa al estudio para recordar el primer Halloween de mi pequeña calabacilla. Es más, para mañana tiene 3 disfraces y sigo indecisa de cuál ponerle… sí, la locura de ser padre supongo. Emocionarte con las tontunadas que antes no lo hacían.

¡Quién sabe! Esto de tallar calabazas no se me ha dado mal y me ha encantado además, con la peque a mi lado jugando y mirándome a partes iguales . Seguro que al año que viene nos ponemos mano a mano a vaciarlas y pintarlas (lo de tallarlas aún seguiré haciéndolo yo por el momento), y llenemos el estudio de calabazas jejejeje.

Lo primero de todo, los materiales:

4P9A0256

Canon 5D Mark III + Canon 24-105 ISO640 f/4 v.1/125

– Calabaza. Yo he comprado la de 2 euros del Ahorramás. Un poco pequeña para mi gusto, pero fácil de transportar si te da la locura transitoria de cogerla, como a mí, en medio de un paseo y de camino a casa.

– Cuchillo grande

– Cuchillo pequeño y afilado

– Cuchara

– Cuenco

1. Cortad un agujero en la calabaza

4P9A0259

2. Con ayuda de un escarbador o cuchara retirad toda la carne y semillas

4P9A0262

4P9A0263

3. Dibujad vuestro diseño

4P9A0266

4. Cortad con cuidado

4P9A0269 4P9A0277

5. Meted una velita

6. Coged la cámara y a fotografiar :) (si queréis ver el resultado de la iluminación os será de ayuda el post que publicamos acerca de Trucos para fotografiar de noche con una lámpara )

Para las fotos de día, en interior y con luz natural: Canon 5D Mark III + Canon 24-105 ISO640 f/4 v.1/125

Para las fotos de noche: Canon 5D Mark III + Canon 24-105 ISO1250 f/4 v.1/100

 

4P9A0281 4P9A0303

Mañana os enseñaré el resultado de la sesión de Pequeminiyo.. ya que por supuesto la usamos en la foto de Halloween!!